LA C*NCHA DE TU MADRE

El arbitraje de fútbol en el Río de la Plata

Los árbitros de fútbol reaccionan ante el primer estímulo, en una décima de segundo. Son como los locos. Lo dice Miguel Scime, el director de la Escuela de Árbitros tal vez más importante de América Latina. Este libro hace honor a esos locos que deben tomar cientos de decisiones instantáneas por partido y se exponen voluntariamente al riesgo de equivocarse. 

            Nada hay más común que depositar errores genuinos y responsabilidades en las autoridades del espectáculo. Son el reservorio de la catarsis, el sambenito que se les cuelga para tapar los yerros propios y las ventajas ajenas. Carecen de tiempo para la meditación y el análisis.

            Hugo Martínez de León ha escrito varios libros relacionados con el fútbol, un deporte que concentra la atención de casi todo el mundo. Ahora pone el foco en los árbitros, enemigos públicos de los aficionados y protagonistas insoslayables del juego. Parte de la gran historia de un siglo de fútbol les pertenece. Son la autoridad, con sus aciertos y sus errores. Y han recorrido un largo camino desde aquellos campeonatos entre británicos hasta el riguroso nivel profesional adquirido a través del tiempo.

            Muchas de las etapas por las que atravesó el arbitraje son desconocidas por el aficionado común. El autor no pide clemencia ni piedad para ellos. Sabe que los hinchas no gritarán otra cosa que lo que sugiere el título de este libro. Pero, a través de estas páginas, descubre que esos peregrinos del infierno, en su gran mayoría, no han hecho otra cosa que hacer respetar la ley. Y hay que estar un poco loco para pretender semejante osadía.

  • $ 200,00

Encontranos en las Redes Sociales