Lepanto y la Armada de la Cruz

La flota de infieles se extiende en el horizonte, imponente, majestuosa, estremecedora. Ante semejante espectáculo, las dudas asaltan el espíritu; los músculos se tensan, la boca se seca, la garganta se cierra. Los guerreros otomanos vociferan para amedrentar al enemigo; el ensordecedor golpeteo de los escudos revela la presencia de los temidos jenízaros. El ruido de las naves turcas es tan estremecedor que logra acobardar a los cristianos y apaga el fragor rugiente del mar.

Allí, frente a nuestros ojos, se alza La Sultana, la galera capitana donde Alí Pachá hace flamear el estandarte de Alá victorioso, desafiando la cruz.

Ante semejante espectáculo las certezas se vuelven endebles, pero cuando los ánimos decaen y el desaliento cunde entre los guerreros cristianos aparece don Juan de Austria. Es la hidalguía en persona. Ha dejado su armadura para vestirse de gala, luciendo su espada al cinto. Y baila una gallarda para infundir tranquilidad a sus hombres.

“¡Santiago y cierra España!”, gritan los tercios castellanos. Mil voces responden al unísono: “¡Cierra España, Cierra España!”.

El ala veneciana, corta el paso al enemigo. Las galeazas de Venecia, que comandan los Bragadino, claman venganza por el hermano que acaban de martirizar los turcos en Famagusta.

El talento marinero de Juan Andrea Doria arrastra a mar abierto la formación que responde al renegado Uluch Alí. La Legión de Malta, con el padre Giustiniani y don Alonso, se bate sin pedir clemencia.

Un oscuro sargento de tercios españoles, de escasa fortuna y cierto talento con las palabras, presencia la batalla. Luego la calificará como “la más alta ocasión que vieron los siglos y esperan ver los venideros”. También dirá el mismo Cervantes que su manquedad no nació en una taberna sino en esa contienda grandiosa, donde se jugó el destino de la cristiandad.

La cruz prevaleció sobre la media luna otomana y la fe católica sobre la herejía musulmana.

Hasta Dios tomó parte en la contienda, y quiso informarle de la victoria al santo Pío V.

Esta fue la batalla de Lepanto. Esta es su historia.

Datos del libro:
Autor: Gastón Pérez Izquierdo
Formato: 15 cm ancho x 23 cm alto
Lomo: 2,2 cm
Peso: 400 g
Páginas: 400
ISBN: 978-987-1555-52-9

  • $ 240,00

Encontranos en las Redes Sociales