Rusia Actor Global

El renacer de un gigante y la inquietud de occidente

Después de dos décadas turbulentas, Rusia ha vuelto a ocupar un lugar principal en el centro de los acontecimientos globales. Su líder, Vladimir Putin, es tan admirado dentro de su país como detestado en Occidente. La reciente crisis en Ucrania ha revivido el interés por las políticas del Kremlin y su posición en el escenario mundial. Existe abundante literatura en el mundo anglosajón sobre Rusia, su política exterior y su economía, así como sobre su presidente. Sin embargo, es muy escasa la producción y el análisis sobre esta realidad en Sudamérica y el mundo iberoamericano en general.

Este ensayo recorre las últimas cinco décadas de la historia de Rusia y su relación con Occidente. Transita las tendencias repetidas del acontecer de este gigante: la relación casi lineal entre el precio del petróleo y el grado de firmeza de la política exterior de Moscú, la centralidad de la protección del territorio como meta fundamental del poder y la importancia decisiva de los “ministerios de poder” (Seguridad, Defensa, Relaciones Exteriores e Inteligencia), obsesión permanente desde los tiempos de los zares, y la repetida amenaza de un país que parece pendular eternamente entre el autoritarismo y la anarquía.

Para entender el mundo actual tal como es –y no como quisiéramos que fuera– resulta imprescindible comprender que los acontecimientos que siguieron a 1989/91, con la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética, han sido leídos de manera distinta en Moscú que en Washington, Londres, París o Berlín. El fin de la Guerra Fría condujo a un festival de optimismo global, imaginó el “fin de las ideologías” y un camino despejado para la democracia liberal y el capitalismo a escala mundial. Aquella ensoñación dio paso a una profundización del relativismo cultural y a una creencia voluntarista de que el modelo democrático era posible de ser exportado a todo el mundo. Los hechos, verdaderos tiranos de la historia, demostraron que esa ilusión era exagerada y equivocada. Los valores occidentales nuevamente aparecen amenazados, tanto por factores externos como por las propias equivocaciones de líderes a menudo inclinados a la retórica de verdaderos catálogos de ilusiones y renuentes a actuar con realismo de estadistas.

En el desorden multipolar que vivimos en el mundo de hoy, Rusia ha vuelto a ocupar el lugar de gran actor global que corresponde a su interminable geografía, su dimensión histórica de gran potencia imperial, su poder de veto en el Consejo de Seguridad, su arsenal nuclear y sus extensas reservas energéticas.

A su vez, los intereses de largo plazo de Occidente estarán mejor protegidos a través de una política realista y paciente que propenda a una relación respetuosa de cooperación y consideración respecto de esta realidad política e histórica.

Datos del libro:
Autor:
Mariano A. Caucino
Editorial: El Estadista
Formato: 15 ancho x 22 alto
Lomo: 3 cm
Peso: 500 g.
Páginas: 488
ISBN: 978-987-20138-5-1

  • $ 250,00

Encontranos en las Redes Sociales