Después del entierro

Historias de trayectos póstumos. A veces, la muerte no es el final de la historia, sino el comienzo.

La tumba no siempre es el final de una vida. Muchas veces, recién en esa
instancia comienzan las más extrañas aventuras, nuevas historias que
reflejan las tragicómicas e impredecibles conductas humanas.
Estos trayectos póstumos son la continuación de odios, afectos y
arbitrariedades. Tumbas sin descanso cuenta esas historias. Desde la
venta de momias como panacea contra enfermedades, el uso de corazones de
príncipes como pigmento y el cráneo de Descartes exhibido en un museo,
hasta los intentos por robar el cadáver de Lincoln junto al extraño
periplo del supuesto cuerpo de su asesino que fue lucido en circos y
teatros, y la cabeza desaparecida de Pancho Villa. Todas obsesiones por
adueñarse del poder que emanan los muertos ilustres. Atraviesan estas
aventuras los nombres de Voltaire, Colón, Belgrano, San Martín, Perón,
Julio César, Lenin, Carlomagno, Alejandro el Grande, Mussolini y Paine,
entre otros.
Tumbas sin descanso relata las inquietantes historias de perturbación
durante el reposo, producto de amores y pasiones enfermizas. Acaso el
cerebro de Einstein seguirá flotando en formol, en una lata de sidra,
hasta que alguien descubra sus secretos.

  • $ 150,00

Encontranos en las Redes Sociales